SER COMUNERAS ES NUESTRO DERECHO

(años dos)

¿Por qué es importante que las mujeres indígenas tengan acceso a la tierra? Durante mucho tiempo las mujeres indígenas han sido excluidas en la toma de decisiones comunitarias, del acceso a la tierra y de la representaciones en los órganos agrarios. En este sentido, ser comunera legalmente reconocida, permite a las mujeres indígenas ejercer su derecho a voz y voto en una asamblea agraria; ser elegida para representar a su comunidad y tener acceso a la tierra.  

Suscríbete a nuestro canal aquí: https://www.youtube.com/channel/UCoe8RamWBEDQ8d-w3-nhwjA

De acuerdo con las cifras oficiales del Registro Agrario Nacional, en México sólo 4 de cada 10 mujeres fueron comuneras o ejidatarias en el año 2020. En el caso de Oaxaca, el padrón agrario está integrado tan sólo por un 28% de las mujeres. Lo que resulta una situación alarmante debido a que las mujeres indígenas han trabajado, cuidado y defendido el territorio a lo largo de la historia, pero son ellas quienes principalmente enfrentan diversos obstáculos en el acceso y el ejercicio de sus derechos agrarios. 


Fue así que en el año 2021 (año uno de nuestra campaña cuyo tituló fue “Vivan las Mujeres Chontales”) iniciamos un proceso de reflexión con las comunidades Chontales de la Sierra sur de Oaxaca, sobre la situación actual de los derechos agrarios de las mujeres indígenas y la importancia de su reconocimiento legal para la defensa del territorio. Todo ello, a través de talleres de sensibilización sobre la contribución de las mujeres en el ámbito comunitario; talleres de capacitación e incidencia en Asambleas Comunitarias, actualización de padrones agrarios, estatutos comunales y acciones jurídicas ante instancias gubernamentales del sector agrario. 

Para este año 2022 (año dos) buscamos que el Registro Agrario Nacional inscriba 2 actas de Asambleas Agrarias en las que se reconocen a 39 mujeres como comuneras de manera legal antes las instancias gubernamentales del sector agrario. Para hacer posible esta meta, hemos trazado una ruta jurídica junto con las comunidades chontales de la Sierra Sur. Hemos decidido caminar en común para contribuir a la reducción de la brecha de género respecto al reconocimiento de los derechos agrarios de las mujeres. 

SÚMATE, JUNTXS PODEMOS HACER POSIBLE ESTE SUEÑO

 

Año uno de la campaña: violencia institucional por parte del RAN hacia mujeres chontales de Santa Lucía Mecaltepec y Santa María Candelaria, Oaxaca.

En el marco de esta campaña y del Día Internacional de las Mujeres Indígenas, les compartimos el lanzamiento de la campaña, así como videos cortos en los que denunciamos la violencia institucional por parte de Registro Agrario Nacional hacia compañeras de la Región Chontal.

Vea el vídeo del lanzamiento de la campaña

En los casos que a continuación se compartirán, el Registro Agrario Nacional negó el registro de actas de asamblea de reconocimiento de nuevos comuneros y comuneras, argumentando que las personas debían contar con un certificado de derechos parcelarios o comunes. Se trata de una política administrativa que pretende que las comunidades entren a programas de certificación cuyo fin último es la privatización de la propiedad social de la tierra.

El PROCEDE en comunidades indígenas no procede

Esta decisión viola los derechos agrarios de las mujeres a la tierra y al territorio, y a participar en cargos agrarios comunitarios; e impacta de manera diferenciada en ellas porque históricamente no han accedido formalmente a la titularidad sobre la tierra, e imponer requisitos rigurosos acentúa esta discriminación estructural.

Caso de Santa Lucía Mecaltepec

En Santa Lucía Mecaltepec, una comunidad indígena chontal del municipio de San Carlos Yautepec, mediante el Acta de Asamblea del 18 de enero de 2018 se reconocieron y se aceptaron a 36 nuevas comuneras y comuneros, de las cuales 19 fueron mujeres. El 11 de junio de 2018 el RAN negó el registro del acta, bajo los argumentos descritos arriba.

Aquí puedes escuchar a compañeras de la comunidad, sobre este caso:

Caso de Santa María Candelaria

En Santa María Candelaria, comunidad indígena chontal del municipio de San Carlos Yautepec, mediante el Acta de Asamblea del 9 de febrero de 2019 se reconocieron y se aceptaron como nuevas comuneras y comuneros a 60 personas, de las cuales 25 fueron mujeres. El 3 de junio de 2019, el RAN negó el registro del acta, bajo los argumentos descritos arriba.

Aquí puedes escuchar a compañeras de la comunidad, sobre este caso: